La calidad como herramienta principal en la Gestión Empresarial

La calidad en el contexto empresarial es de vital importancia para el desarrollo de todas las actividades que se emprenden al interior de la organización, no solo es importante para las empresas que se encuentran certificadas, sino para cualquier tipo de compañía y en cualquier tipo de sector empresarial.

La gestión de calidad en las organizaciones, ayuda a reducir el grado de incertidumbre en la ejecución de los procesos, puesto que el principal objetivo de la calidad es llevar a cabo procesos totalmente planificados, en los cuales se logre identificar las condiciones óptimas de funcionamiento o también se identifiquen posibles riegos que alteren el desempeño del mismo así, poder estructurar los planes de contingencia que permitan alcanzar las condiciones normales de operación.

grafica 1.png

Además, la gestión de la calidad permite establecer un enfoque integral de la organización, permitiendo la generación de ventaja competitiva frente a nuestros competidores. Dicha ventaja se traduce en la reducción de costos asociados a los procesos y/o servicios, en el incremento de reconocimiento como organización (imagen corporativa) y en la mejora de la satisfacción de nuestros clientes.

A través de la gestión de calidad, las directivas de una organización cuentan con diferentes mecanismos o metodologías que le permiten hacer seguimiento oportuno y eficaz de los procesos; por ejemplo, se puede estructurar un balance score card o cuadro de mando integral, el cual permite enlazar la estrategia con los objetivos de la organización, se pueden establecer indicadores clave del negocio (KPI´S) o se pueden realizar estudios que permitan conocer las capacidades operativas del negocio.

Balance Score Card o cuadro de Mando Integral

Es una herramienta que facilita el cumplimiento de la misión y las estrategias de la organización a largo plazo, puesto que canaliza energías, habilidades y conocimiento específico del recurso humano de la organización.

grafica 2.png

Es una herramienta que le permite a las organizaciones y a sus directivas a:

  • Clarificar la estrategia y conseguir consenso sobre ella.
  • Comunicar la estrategia a todos los niveles de la organización
  • Alinear los objetivos estratégicos con los objetivos a largo plazo y los presupuestos anuales.
  • Obtener feedback para aprender sobre la estrategia y mejorarla
  • Guiar el desempeño actual y apuntar al desempeño futuro de la organización

Como herramienta, el balance score card o cuadro de mando integral, tiene sus cimientos en cuatro perspectivas, las cuales son de vital importancia a la hora de conectar un sistema de gestión de calidad con la estrategia de la organización. Las perspectivas y su enfoque son:

  1. Financiera, ¿Cómo debería aparecer la organización frente a los inversionistas?
  2. Procesos internos del Negocio, ¿En qué procesos debería sobresalir una organización para satisfacer a sus clientes?
  3. Aprendizaje y crecimiento, ¿Cómo mantener la habilidad de cambiar y afrontar los cambios?
  4. Cliente, ¿Cómo nos deben visualizar nuestros clientes?

La gestión de la calidad desarrollada a través de la herramienta balance score card o cuadro de mando integral, le permite a una organización el cumplimiento de la estrategia corporativa así, como la generación de un sin número de lecciones aprendidas, que se verán reflejadas en el mejoramiento continuo del core de negocio.

 


carlos alvarez blog.png

Carlos Álvarez

Jefe de operaciones regional